Se llama La Pera Proyects y lo han creado dos españolas, Blanca Pascual y Clara Andrade, que residen en Manhattan y Brooklyn, respectivamente, y hasta hace muy poco no se conocían, a pesar de que las dos trabajaban en el mundo del arte.

Pascual era consultora e intermediaria en arte moderno y Andrade es directora de la galería Pablo’s Birthday de Nueva York y encargada del departamento VIP de la feria de arte Untitled de Miami y San Francisco.

Estaban aburridas con el duro confinamiento de Nueva York y empezaron a hablar y elucubrar. Las dos coincidían en una preocupación: el creciente desinterés de la gente joven por el arte debido a las precios desorbitantes y a un mundo con demasiada frecuencia pijo y elitista. Había que hacer algo, reinventar algo nuevo. Lo titularon La Pera y es la pera de sencillo: coleccionar arte de calidad por un medio moderno y fácil, WhatsApp. Es gratuito y para unirse solo se tiene que guardar el número de teléfono y enviar la palabra PERA (o PEAR para recibir el contenido en inglés).

El usuario recibe cada dos semanas en su móvil el perfil de un nuevo artista, la explicación de su trayectoria y cinco de sus obras a la venta. Los precios nunca superan los 600 dólares o 510 euros por pieza. Se lanzó el pasado mes de junio y ¡bingo! :acaba de sobrepasar los 1.000 miembros procedentes de más de 25 países distintos. Intentan romper con un círculo vicioso en el que lo más visible es apenas un 1% del mercado, el resto de los artistas no logran acceder al mundo de las galerías, no tienen visibilidad.

El confinamiento puede resultar muy creativo. ¡Bravo por las españolas!