El sector de la alimentación y bebidas es la primera de las ramas del sector industrial con una producción, nada más y nada menos de 119,224 millones de euros, lo que supone un 2,5% del PIB total de la población. Pero, en esta crisis tan brutal que a las empresas del sector les ha tocado vivir tras la pandemia de la Covid-19, tan sólo un 40% del sector pudo mantener el 100% de su actividad; y sólo el 8% tuvo que parar temporalmente provocando unas pérdidas que rondan los 4.3000 millones de euros.

Trescom, junto a  Food For Thought han llevado a cabo una radiografía exhaustiva del sector de la alimentación en la era Covid para conocer cuáles son las dinámicas y tendencias más en auge, centradas en la comida como fuente de salud, nuevas líneas de consumo, adiós al despilfarro y la sobreproducción y las pantallas alimenticias. Recoge 15 tendencias en las que se han analizado un centenar de estudios e informaciones publicadas y una veintena de entrevistas personales a diferentes actores del sector, entre los que se encuentran empresas especializadas en la producción y la distribución, desde restaurantes a asociaciones, marcas de alimentación e importantes cadenas de distribución hasta empresas que luchan contra el desperdicio alimentario.

Recogemos las más interesantes:

  • Personalización: han cobrado fuerza las impresoras 3D ya que se pueden imprimir alimentos óptimos según la edad y las necesidades de cada consumidor.
  • La comida como fuente de salud: hay un ligero crecimiento de la cocina saludable y una sensación mayor de seguridad e higiene. Se centran en nuevas líneas de consumo que supone un 37% en gasto frecuencia de la compra.
  • Ligero descenso del consumo de carne: los españoles han pasado de consumir 52 kg. a 45 kg. por persona y año. Se prevé que para 2040, el 60% de la carne que consumamos será vegetal. 
  • Crecimiento de hacer la compra local: 7 de cada 10 españoles creen que el sentimiento de compra local es más fuerte tras la Covid-19. 9 de cada 10 consumidores españoles creen que el producto local genera mucha más confianza. 
  • En cuanto a las marcas: 9 de cada 10 españoles creen que las marcas de fabricante son mucho mejores que las de marca blanca. 
  • Compra responsable: 1 de cada 3 consumidores cree que, con la pandemia, es aún más importante optar por empresas y productos responsables.
  • El aumento de los pedidos a domicilio ha devuelto el uso del plástico de un solo uso a la palestra y un 27% compraría más productos frescos envasados por tener una percepción de que se reduce así, el riesgo de contagio.
  • Aumento del Deliverysu llegada ha acelerado que el 20% de los consumidores hagan su compra de forma online, siendo relevante el auge en la población más senior. Las plataformas de envío a domicilio han jugado un papel esencial en esta pandemia.
  • El uso de pantallas ha revolucionado el sector y la forma en la que comemos. de hecho, los usuarios de redes sociales modifican su dieta en función de lo que coman sus influencers favoritos. 

De izda a drcha: Manuel Bruscas, Co-fundandor de Food For Thought: Bernat Añaños, Co-fundador de Heura; Eugenia Cusí, Presidenta de PIMEN Restauración Mallorca y Directora general del grupo TASC Culinary Proyects; Isabel Lozano, CEO de Trescom y Diego Sebastián, Director de Comercio online de supermercados DIA España.

No debemos olvidar que esta nueva transformación ha llegado al inicio de la cadena. La inversión en agtech ha aumentado un 370% en los últimos 6 años. De las 400 compañías tecnológicas de FoodTech que existen en España, un 17% se especializadas en tecnologías para agricultura, de las que la mitad de ellas se dedica a la automatización de los cultivos y las nuevas técnicas de cultivo indoor o vertical. 

 

Ya saben, sean responsables con lo que comen y con lo que consumen. Esperemos que todo esto se termine y que estas tendencias, que son buenas, hayan venido para quedarse.